Intervención de Esculturas de gran formato

El desafío del 2013 para el laboratorio de Monumentos

laboratorio de monumentos,esculturas de gran formato
Vigías, Marta Colvin, MNBA. Rivas,V.2013

Vigías, Marta Colvin, MNBA. Rivas,V.2013

El 2013 el Laboratorio de Monumentos abrió una nueva linea de trabajo recibiendo 4 esculturas de "gran formato" en su programa anual de intervención, dando paso a una reflexión sobre las problemáticas asociadas a la manipulación, documentación visual, conservación y resturación.

27/12/2013

Fuente: Centro Nacional de Conservación y Restauración

laboratorio de monumentos,esculturas de gran formato

La imagen de Santo Domingo, patrón de la Recoleta Dominica, un Buda Japonés de madera dorada, un mármol de Nicanor Plaza y una escultura abstracta de Marta Colvin convivieron este año 2013 en el Laboratorio de Monumentos del CNCR. Estas obras muy diversas tienen en común sus grandes dimensiones, entre 1m60 y 2m de alto.

Corresponden a formatos no abordados por el Laboratorio hasta la fecha. Este año se consideró la incorporación de estas obras al programa de intervención y se logró enfrentar este desafío con la colaboración de las unidades transversales del CNCR.

Cada obra resultó interesante sea por su materialidad, manufactura, contexto, desarrollándose para cada una estudios y respuestas técnicas especiales.

La imagen de bulto redondo de Santo Domingo, perteneciente al Museo Histórico Dominico y patrón de la Recoleta Domínica, llegó al Laboratorio para intervenciones estructurales. Más allá de la intervención, se realizó una investigación del material soporte que era de pasta de cartón madera, producción del Taller de Arte Cristiano de Olot en España desde finales del siglo XIX. El estudio del material quedó a cargo del Laboratorio de Análisis, mientras se trabajó con la Unidad de Documentación Visual e Imagenología para indagar las técnicas de manufactura de esta pieza a través de rayos X. Las radiografías revelaron la presencia de una estructura de alambres que dan la forma general de la escultura, la cual está cubierta por textiles, trozos de madera y pasta de cartón madera policromada.

Asimismo, se recibió una escultura de madera lacada y dorada representando Buda Dainichi Nayorai, de procedencia japonesa, datada de fines del siglo XIX y perteneciente al Museo de Artes Decorativas. Esta imagen se caracteriza por su complejidad: presenta 4 niveles de bases superpuestas, sobre las cuales está sentada la figura masculina. En su parte posterior se agrega otro elemento, su halo, y la escultura se complementa por dos accesorios de cobre dorado: un collar y una corona. Las técnicas y materiales poco conocidos dieron lugar a investigaciones enfocadas en reconocer la manufactura específica de esta pieza. Se realizaron escáner (TAC) a la figura masculina y al nivel de base superior para estudiar la estructura interna; fluorescencia de rayos X para identificar los metales que conforman los accesorios; estudios anatómicos de la madera revelando el uso de dos maderas distintas; identificación de fibras vegetales presentes en papeles y telas de refuerzo. Esta larga investigación interdisciplinaria (en conjunto con la Unidad de Documentación Visual e Imagenología y el Laboratorio de Análisis) permitió la puesta en valor de la obra y del quehacer implicado en su creación.

Por otro lado, la Bacante de Nicanor Plaza, del Museo Benjamín Vicuña Mackenna, se destacó por su peso: media tonelada de mármol blanco (!), por lo cual se necesitó el uso de herramientas especificas para su movimiento. La obra presentó problemáticas ligadas a los materiales utilizados en las intervenciones anteriores y dio inicio a la investigación de métodos de limpieza del mármol, la cual fue apoyada por el Laboratorio de Análisis, considerando el estado de conservación específico de esta escultura.

Finalmente la obra Vigías del Museo Nacional de Bellas Artes, creada por Marta Colvin, presentó problemáticas propias al arte contemporáneo, por sus formas modulares y piezas móviles. De manera general se realizaron acciones de limpieza, refuerzo estructural, nivelación de soporte y reintegración cromática. Además, a raíz de conversaciones con la conservadora del Museo, que expresó la dificultad de manipulación de la obra, se realizó un instructivo de armado y desarmado con el fin de facilitar el traslado de la escultura sin afectar a su estado de conservación. Este manual se apoyó tanto en etiquetas dejadas por la artista para el ensamble de su obra, como en la toma de imágenes en la Unidad de Documentación Visual durante una simulación de su montaje.

Tras los buenos resultados de estas intervenciones en obras de gran formato, se espera que sirvan de experiencia para seguir implementando el taller y afinando la metodología de intervención, así como también fomentando la discusión desde las diferentes disciplinas.

Contenido relacionado

laboratorio de monumentos,esculturas de gran formato

Recursos adicionales

Materias: Conservación y restauración
laboratorio de monumentos,esculturas de gran formato
Palabras clave: Esculturas de gran formato - Laboratorio de monumentos
laboratorio de monumentos,esculturas de gran formato
readspeaker